Última Hora

Noticias

Empresa francesa niega culpa en escándalo de fraude con carne de caballo

Dicen que las historias de amor, son de dos, pero en muchos casos, la historias de amor no se pueden escribir porque la gente no se sabe ganar a los suegros.

Hace 3/18/2013 10:49:00 AM

Dicen que las historias de amor, son de dos, pero en muchos casos, la historias de amor no se pueden escribir porque la gente no se sabe ganar a los suegros.

Como en todo, hay buenas, regulares, y malas relaciones con los suegros... Y  es cuando uno se pregunta: ¿en necesario ganarse a los suegros, y cómo ganárselos?

Nos acompañan Ana Coralia Fernández, periodista y escritora, y Edgar Murillo, integrante de la media docena.

El ganarse a los suegros debe ser tan natural  como la relación que se tiene con la pareja. Sin embargo uno nunca sabe cómo van a ser.

Los suegros algunas veces cuestionan las relaciones de sus hijos, principalmente en temas económicos, crianza de los hijos entre otras cosas.

Es necesario ganárselos pero lo más importante es que exista una buena relación con la pareja. Si uno es buena pareja los padres deberían sentirse felices, no obstante no siempre es así.

La compañía agroalimentaria francesa Spanghero negó este viernes ser responsable del fraude de platos precocinados que contenían carne de caballo, pese a ser presentados como productos con carne vacuna, un caso que involucra a 13 países europeos.

Este escándalo, que atañe a 750 toneladas de carne que sirvieron para fabricar más de 4,5 millones de platos, había adquirido una nueva dimensión sanitaria el jueves, con la detección en Gran Bretaña de un medicamento potencialmente dañino para el hombre en varias carcasas.

La Unión Europea aprobó el viernes el plan para combatir este fraude. "Los estados miembros aprobaron el plan de la Comisión Europea para detectar el fraude en la comercialización de comida", anunció la CE en un texto, en el que se especificó que dicho plan se pondrá en marcha "inmediatamente".

Spanghero negó el viernes las acusaciones del gobierno francés que la presentó como principal responsable del fraude.

"No sé quién" es el causante de ese escándalo, "pero por cierto que no somos nosotros", dijo el patrón de la empresa, Barthelemy Aguerre, en declaraciones radiales.

"El gobierno se apresuró" con sus acusaciones. "Pienso que demostraré nuestra inocencia", agregó.

Una brigada de veterinarios inició este viernes controles en esa empresa situada en Castelnaudary (sudoeste de Francia), cuyos 300 operarios están en paro técnico desde el jueves debido a la decisión del gobierno de retirarle sus autorizaciones sanitarias.

El ministro francés de Consumo, Benoît Hamon, había afirmado el jueves que Spanghero incurrió en "engaño económico" y prometió "sanear la cadena" de la confección de platos cocinados.

Esta sociedad "sabía que revendía carne equina como carne de vacuno que le había llegado con la etiqueta aduanera correspondiente", afirmó Hamon.

El escándalo, que comenzó en enero en el Reino Unido, donde la carne equina es culturalmente considerada tabú, se internacionalizó la semana pasada con el descubrimiento en Inglaterra de lasañas de la marca sueca Findus fabricadas por la empresa francesa Comigel con carne supuestamente rumana que transitó por Holanda y Chipre antes de llegar a la proveedora Spanghero.

Veintinueve productos a base de carne vacuna entre una muestra de 2.501 analizados por la industria alimentaria en el Reino Unido contenían más de 1% de carne de caballo, anunció el viernes la Agencia de Seguridad Alimentaria (FSA) británica.

Entre tanto, otros países europeos anunciaron el viernes que habían detectado o que había sospechas de que pudiera haber carne de caballo en productos comercializados en sus territorios.

El grupo noruego de distribución NorgesGruppen anunció que le habían confirmado la presencia de carne de caballo en lasañas vendidas en sus establecimientos antes de que fuesen retiradas de la venta.

En Austria, se hallaron rastros de carne de caballo no declarada en pasta rellena con "carne vacuna" fabricada por la empresa alemana Gusto GmbH, según la Agencia Austríaca para la Salud y la Seguridad Alimentaria.

En Dinamarca, la televisión pública afirmó que las autoridades sanitarias estaban realizando investigaciones sobre un matadero que podría haber introducido carne de caballo en "carne vacuna" destinada a fabricantes de pizza.

En Alemania, se había informado por primera vez el jueves del hallazgo de carne de caballo en lasañas baratas de dos grandes supermercados.

También el jueves, tras anunciar que habían detectado un antiinflamatorio potencialmente dañino para la salud humana en ocho carcasas, las autoridades británicas llevaron a cabo las tres primeras detenciones.

La fenilbutazona, un medicamente comúnmente utilizado en equinos pero con un uso limitado en humanos debido a posibles efectos adversos para la salud, está prohibido en la cadena alimentaria por la Unión Europea (UE).

Sin embargo, el ministerio de Sanidad británico minimizó los efectos de este medicamento, que se receta también a adultos con formas severas de artritis o ataques agudos de gota.

Por su parte, el comisario europeo a cargo de la Salud, Tonio Borg, negó el viernes que hubiera un problema de "seguridad sanitaria", asegurando que se trataba de un problema de "etiquetado".