Última Hora

Noticias

Decenas de familias que perdieron casas por la marea alta siguen esperando la solución

Decenas de familias que perdieron casas por la marea alta siguen esperando la solución

Seis meses después de que el mar dejara a decenas de casas en Caldera con arena hasta el techo, algunos vecinos regresaron a la zona declarada inhabitable.

Hace 3/18/2013 10:48:00 AM

Seis meses después de que el mar dejara a decenas de casas en Caldera con arena hasta el techo, algunos vecinos regresaron a la zona declarada inhabitable.

Mientras la municipalidad afina detalles para  dar una solución de vivienda permanente.

Para Gabriel, una llanta vieja que el mar trajo hace algunos meses así como una montaña de arena, son suficientes para pasar la tarde entretenido.

Para sus papás es la pesadilla que todas las noches les quita el sueño. En julio anterior, la crecida del mar inundó sus casas y hoy todavía algunos tratan de recuperar lo que les quedó.

Por varios meses, el IMAS les dio dinero a los afectados para que pagaran el alquiler en una zona segura. Sin embargo varias personas como doña Mercedes prefirieron regresar, pese a que el Ministerio de Salud declaró el lugar como inhabitable.

“Nos devolvimos para la casa, a esperar lo que Dios quiera porque no tenemos nada de ayuda”, comentó la mujer de apellido Rosales.

A diez minutos de Caldera está la supuesta solución, se trata del proyecto Santa Marta ubicado en Macacona de Esparza.

“El proyecto reúne más de 300 casas que se están levantando en este momento, el BAHNVI está haciendo el estudio a las familias que haya han sido beneficiarias”, comentó Lourdes Araya, vicealcaldesa de Esparza.

Según Araya, el proyecto terminaría en el 2013, sin embargo no dijo si era en enero o diciembre.

Lo que sí tienen claro es que las familias que serán reubicadas son las que cumplen con todos los requisitos, pues al parecer dentro de los afectados en Caldera hay personas con propiedades en otros lugares o que el daño fue en su casa de recreo, y esos no serán beneficiados.

“Les pedimos a las familias de Caldera que sigan en contacto con el IMAS, y que la solución definitiva está en el Ministerio de Vivienda”, concluyó Araya.