Última Hora

Los trabajadores detenidos el viernes anterior luego de ingresar a una finca propiedad de la empresa Matas de Costa Rica, tras ser desalojados, no podrán acercarse a ese terreno por los próximos seis meses.

También, tendrán que abstenerse de portar armas de fuego y de amenazar, dañar o perturbar a los personeros de la empresa dueña de la propiedad.

Esas fueron las medidas cautelares que impuso el Juzgado de Siquirres contra más de cien campesinos.

Ellos reclaman ese terreno como una forma de pago, ya que según los trabajadores, la empresa les adeuda grandes cantidades de dinero y ha irrespetado sus derechos laborales.

Por su parte, el representante legal de la empresa desmintió los reclamos de los trabajadores.

Ante la situación, la oficina de prensa del Ministerio Público confirmó que se abrió una causa contra los detenidos por el delito de usurpación.