Última Hora

Noticias

María Luisa Ávila resume en una carta su trabajo con Rodrigo Arias

María Luisa Ávila, quien formaría parte del gabinete de Rodrigo Arias, precandidato del Partido Liberación Nacional (PLN) que la semana anterior renunció a sus aspiraciones a la presidencia, publ

Hace 3/18/2013 10:48:00 AM

María Luisa Ávila, quien formaría parte del gabinete de Rodrigo Arias, precandidato del Partido Liberación Nacional (PLN) que la semana anterior renunció a sus aspiraciones a la presidencia, publicó este lunes una carta donde resume algunas reflexiones vividas con Arias.

La exministra de Salud, reconoce que cuando conoció a Rodrigo en el gobierno de su hermano Óscar Arias en el año 2006, se asustó un poco. “Lo vi como un señor muy serio, con cara de medio bravo… pero luego de trabajar a lo largo de 4 años percibí la esencia de hombre inteligente, ejecutivo, amante de la tecnología, divertido…”, menciona.

En el texto publicado en su blog personal, destaca que le impresionó la capacidad de Arias para convocar personas con criterios diferentes y poder lograr acuerdos. Además recuerda el apoyo brindado cuando fungía como jerarca de Salud en proyectos como el cierre de Río Azul, el fortalecimiento de los CEN-CINAI y el Hospital de Niños.

Ávila tomó con tristeza la renuncia a la candidatura. “Cuando me llamó para que lo acompañará en una eventual campaña hacia la Presidencia de Costa Rica, me sentí muy honrada y muy ilusionada… Al renunciar, no he de negarle que me sentí triste, no por usted o por mí, sino porque Costa Rica iba a perder de la oportunidad de conocer sus proyectos”, añade.

La doctora de profesión, justifica porqué hace pública esta carta. “Considero injustos los ataques de los que usted ha sido víctima, las ofensas, las descalificaciones que algunos han emitido.  Sé que los ataques de los enemigos duelen menos que los silencios de los amigos, así que no puedo, ni quiero ser una amiga silenciosa”, comentó.

María Luisa Ávila, mencionó que Rodrigo Arias supo tomar “decisiones con evidencia, respetando la opinión de la mayoría, aunque ésta no sea favorable”.