Última Hora

Los oficiales de la Fuerza Pública de la Zona Norte acusados de dar muerte a una tortuga no han sido suspendidos ni despedidos de sus cargos.

Se trata de un policía con 10 años de experiencia de apellido Vargas y otro de apellido Suárez, también con una década prestando servicio.

Ambos oficiales, plenamente identificados por sus supervisores y acusados públicamente por sus jerarcas ante la muerte de una tortuga de río, se encuentran trabajando tal y como si nada hubiese pasado. Así lo confirmó la oficina de prensa del Ministerio de Seguridad Pública.

Vargas disfrutó de su día libre este lunes, mientras Suárez se presentó a su puesto de vigilancia como todos los días.

Esto mientras un juez determina que pasará con ellos en el ámbito penal. Telenoticias supo que desde tempranas horas de la mañana, el departamento disciplinario y legal del Ministerio estudia el caso y que probablemente este martes en horas de la mañana exista una resolución al respecto.