Última Hora

La Zona Norte de nuestro país se ha convertido en territorio de búfalos.  Estos animales revolucionaron la producción de queso, el trabajo en el campo y ahora son material de exportación.

En nuestro país la palabra búfalo no se asocia con la supervivencia del más apto, sino con los quesos más exquisitos.

En Costa Rica hay unos 30 productores de leche de búfala en la Zona Norte. En esta finca en Mónico de Guatuso producen diariamente dos mil litros de leche.

Los animales son de raza murrah y mediterránea, originarias de la India.

Las búfalas de agua son ideales para la elaboración de quesos finos pues tiene mayor rendimiento que las vacas.

Para darse una idea, por cada 100 litros de leche de vaca se obtienen unos 8 kilos de queso.

Mientras que 100 litros de leche de búfala dan 20 kilos de queso.

La leche de búfala es dulce, muy blanca y según los expertos reúne una serie de características ideales para la fabricación de quesos finos.

De hecho las personas con intolerancia a la lactosa no tienen ningún problema para disfrutar su sabor.

En la planta de Italácteos fabrican todo tipo de queso bajo las más estrictas normas de higiene y calidad.

Sus productos cien por ciento a base de leche de búfala ya se venden en supermercados y así lucen en la mesa.

Pero el queso no es el único beneficio económico que se obtiene del búfalo.

Los machos son de gran utilidad como transporte en las plantaciones de palma e incluso se han convertido en animales de exportación.

Los productores aseguran que lo mejor de trabajar con búfalos es su nobleza y buen temperamento, contrario a lo que se espera de otras razas como las africanas.

Así que ya lo sabe, ahora Costa Rica es oficialmente territorio de búfalos.