Última Hora

Tanto el director del OIJ como el Fiscal General, mostraron su molestia tras la decisión de otorgar beneficios carcelarios a asaltantes. Este miércoles, fue detenido por asalto otro de los hombres liberado la semana pasada.

El nuevo caso es el de Jorge Luis Calderón Prado, conocido como “Chucky”, él fue liberado la semana pasada, porque según el Instituto de Criminología cumplía los requisitos para dormir únicamente una noche en un centro semi institucional.

Tenía pocos días de estar libre y cayó de nuevo en manos del OIJ. Lo detuvieron cuando llegaba al centro a dormir, es sospechoso de asaltar a un hombre días después de que quedó libre.

Calderón fue condenado por el Tribunal de Penal de San José a tres años cuatro meses, por robo agravado en marzo del año pasado.

Al parecer, para Adaptación Social es no es reincidente y por eso obtuvo el beneficio entre otras cosas.

Pero resulta que su historia delictiva comenzó en el 2009, cuando lo acusan de una tentativa de robo. Aunque parezca extraño por ese caso lo condenaron hasta el mes pasado.

El 2 setiembre, un juez le impuso seis meses de cárcel pero le dan el beneficio de ejecución condicional.

Entonces, no sólo no cumplía con los requisitos del juez, pues no era primario como se pidió sino que con el de la semana pasada es ya el segundo beneficio q obtiene durante su paso por la cárcel.

Tanto el director del OIJ, Francisco Segura, como el Fiscal General, Jorge Chavarría, mostraron su molestia, no con la resolución del juez, sino con el perfil utilizado para brindar el beneficio, pues más del 70% de los presos trasladados al semi institucional eran asaltantes.

En el caso del detenido el miércoles aún no ha sido indagado. Se encuentra en las celdas del OIJ esperando una audiencia.