Última Hora

 

A partir de hoy vamos a presentarles cuatro ideas que se fueron transformando en exitosas empresas y que, a pesar de los embates de la vida, están de pie y siguen viento en popa.
La historia de hoy empieza en el horno de la casa de doña Marielos, con las tardes de leche y galletas que ella horneaba para sus 4 hijos.
Y esa afición se convirtió en una próspera empresa que se llama Jomar.