Última Hora

Un niño fue protagonista en discurso del Papa Francisco, que lo acompañó por los menos unos 15 minutos mientras el sumo pontífice hacía su oratoria en el marco del Día de la Familia.

El niño de aproximadamente siete años de edad hizo caso omiso a la seguridad del Vaticano, mientras se paseaba alrededor del Papa para luego tomar su silla sutilmente y permanecer en ella varios minutos.

Cuando realizaba su discurso, el papa acarició al niño quien se le acercó y lo abrazó a la altura de las piernas. El pequeño en varias ocasiones se rehusó a abandonar la sombra de Francisco mientras los murmullos de las personas que se encontraban en el Vaticano disfrutando del discurso aumentaban ante lo que veían, además las sonrisas y fotografías se hicieron presentes en un hecho muy particular.

Sin embargo como ya es característico del papa, su buen gesto y humildad no lo separaron del discurso mucho menos del niño hasta que un hombre subió a la tarima por él.