Última Hora

Nacional

Con dinero para remodelar edificio administrativo de la Caja se construiría medio hospital

Esta idea no cae del todo bien en el seno de algunos actores de la sociedad, donde incluso, se tilda la decisión de “odiosa”.

Daniel Quesada Hace 10/30/2013 11:11:00 AM

Este martes, el diario La Nación, publicó la noticia de que la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) remodelará su edificio principal, con financiamiento del régimen de Invalidez Vejez y Muerte (IVM), por ₡23 mil millones.

Esta idea no cae del todo bien en algunos sectores, donde incluso, se tilda la decisión de “odiosa”, pues ese dinero significaría un impulso importante a otras infraestructuras propiedad de la misma institución, que se encuentran en condiciones de deterioro.

Así lo hizo ver Luis Chavarría, secretario general de la Unión Nacional de Empleados de la Caja y la Seguridad Social (UNDECA), quien aseguró que esta decisión demuestra que “las altas autoridades de la institución no están actuando con prioridad”.

Y es que el monto de la inversión sería suficiente para construir la mitad del hospital de Heredia, que en el 2010 se supo tenía un costo de $95 millones, unos 47 mil millones de colones. Así lo recordó el secretario de UNDECA, quien criticó la inversión.

Según la publicación del medio de comunicación nacional, la justificación de los directivos de la Caja para estos trabajos de remodelación se basa en la necesidad de garantizar la seguridad de los trabajadores, así como la conservación del patrimonio del IVM, a quien pertenece el inmueble.

Para Chavarría, sin embargo, existen “muchas clínicas y hospitales en condiciones más adversas que los trabajadores de los edificios centrales de la Caja, como las clínicas Carlos Durán y Solón Núñez, en la zona central, así el Centro Nacional de Odontología del Calderón Guardia y el hospital de Golfito”.

“Nos parece un poco odioso dar preferencia a un edificio de personal administrativo (…) ha habido un favorecimiento de una élite que dirige y resuelve las principales cuestiones de la Caja”, consideró el dirigente del gremio.

Por su parte, el defensor adjunto de los habitantes, Luis Fallas, considera que existe “una mala valoración” de las prioridades de inversión de la Caja, por eso pedirán explicaciones a la institución para aclarar varios puntos en relación con esta remodelación y su financiamiento.

En primer lugar, asegura que valorarán si es necesaria o no la inversión, en segunda instancia, cuál es la figura jurídica para usar los fondos del régimen de IVM. Además, qué beneficio obtendrá el fondo de pensiones y, finalmente, si solamente de esa manera se puede remodelar el edificio.

“Es una falta de visión institucional, hay inversiones que impactan en la salud los habitantes. Por eso hay que ver cómo esa mejorar va a impactar en el bienestar de los pacientes. Además, cuál es la dimensión que hay en la valoración del riesgo, que hace que haya una lista de pacientes con leucemia que no tiene medicamentos”, explicó.

Fallas aseguró que si los argumentos de la Defensoría son equivocados, pedirán a la Caja que les convenza de cómo una mejora de este tipo va a beneficiar a las personas adscritas a la Seguridad Social y al mismo fondo de IVM.