Última Hora

Luego de varios días de pruebas y análisis, los expertos junto con la dirigencia morada determinaron los trabajos que deben realizarle a los drenajes de la cancha del Estadio Ricardo Saprissa.

El reducto deberá cerrarse algunas semanas para realizar los ajustes necesarios y que su funcionamiento quede en un 100%.

“Lo lógico es que los trabajos se realicen al final del Torneo para aprovechar ese receso entre los campeonatos y además aprovechar el verano, donde se trabaja más rápido”, indicó Juan Carlos Rojas, presidente del Saprissa.

En lo deportivo, los morados buscarán amarrar la clasificación a semifinales, el próximo sábado ante Herediano, aunque deberán ser más regulares que juegos anteriores.

La iluminación de la Cueva, está prácticamente lista y este jueves harán las primeras pruebas. Posiblemente se estrenarán ante el Santos de Guápiles.