Última Hora

Internacional

Estudiantes egipcios protestan tras arresto de líder de Hermanos Musulmanes

La policía egipcia lanzó gases lacrimógenos contra estudiantes que protestaban el miércoles en la universidad al-Azhar de El Cairo...

Agencia Reuters Hace 10/30/2013 10:18:00 AM

La policía egipcia lanzó gases lacrimógenos contra estudiantes que protestaban el miércoles en la universidad al-Azhar de El Cairo, horas después de que las autoridades anunciaron la detención del líder de los Hermanos Musulmanes Essam El-Erian, como parte de una represión del movimiento islámico.

Erian, vicejefe del partido Libertad y Justicia de los Hermanos Musulmanes, fue capturado en una residencia de Nuevo Cairo donde estaba escondiéndose y puesto bajo custodia, dijo a Reuters una fuente del Ministerio del Interior.

En el principal campus de la universidad de al-Azhar, los estudiantes rompieron ventanas, arrojaron sillas y cubrieron con grafitis las paredes de un edificio de la administración.

"Sisi es un perro. Abajo, abajo con el señor del Ejército", garabateó un manifestante, en referencia al jefe de la fuerza, el general Abdel Fattah al-Sisi, quien lideró el derrocamiento del presidente Mohamed Mursi.

Un oficial de policía gritó: "Arresten a todos los que vean. Tráiganme a esos chicos. Si ven alguno, arréstenlo enseguida".

Los estudiantes de la institución de estudios islámicos más importante de Egipto se han manifestado durante semanas en apoyo al islamista Mursi, quien fue derrocado por el Ejército en julio después de protestas masivas en su contra.

Muchos líderes de los Hermanos Musulmanes han sido detenidos desde el derrocamiento de Mursi, el primer presidente elegido democráticamente en Egipto.

Está previsto que Mursi, Erian y otros 13 líderes de los Hermanos Musulmanes vayan a juicio el lunes por cargos de incitación a la violencia.

Los cargos se relacionan con las muertes de cerca de una docena de personas en enfrentamientos afuera del palacio presidencial en diciembre pasado, después de que Mursi enfureció a manifestantes con un decreto que expandía sus poderes.

El juicio de tres líderes de alto nivel de los Hermanos Musulmanes por cargos de incitar a la violencia fue detenido el martes después de que el juez se retirara del caso por razones no explicadas.

Es probable que los juicios creen más malestar en Egipto, que tiene un tratado de paz con Israel y controla el Canal de Suez, una ruta vital para el comercio global.

Los Hermanos Musulmanes, que demandan la restitución de Mursi, acusan al Ejército de realizar un golpe de Estado que saboteó las conquistas democráticas ganadas desde que un levantamiento popular derrocó al autócrata Hosni Mubarak en 2011.

Al menos 1.000 personas, entre ellas miembros de las fuerzas de seguridad, perdieron la vida en los hechos de violencia que siguieron a la caída de Mursi. Cientos de sus seguidores murieron cuando las fuerzas policiales atacaron dos campamentos de protesta el 14 de agosto.

El Gobierno liderado por el Ejército y sus seguidores ven ahora a los Hermanos Musulmanes como un grupo terrorista enemigo del Estado.

Los Hermanos Musulmanes dicen que están comprometidos con protestas pacíficas. Aunque afirmaron que continuarán llevándolas adelante hasta que el Gobierno respaldado por el Ejército caiga, las manifestaciones son más pequeñas y cortas que las organizadas cuando Mursi fue depuesto.