Última Hora

Internacional

CIDH exige a Cuba proteger la vida de disidentes Damas de Blanco

"La resistencia cubana está unida en su lucha contra la opresión de la dictadura castrista", dijo por su parte Ros-Lehtinen, una fuerte crítica del gobierno de la isla.

AFP Agencia Hace 10/29/2013 9:34:00 PM

WASHINGTON, 30 octubre 2013 (AFP) - La Comisión Interamericana de Derechos Humanos exigió este martes a Cuba que proteja la vida y la seguridad las Damas de Blanco, organización que acusa a La Habana de persecución y acoso.

Durante una audiencia de la CIDH en Washington, el comisionado Felipe González anunció que la resolución, aprobada el lunes, favorece a aproximadamente 237 integrantes de la asociación disidente.

"Se señala al Estado de Cuba que adopte las medidas necesarias para preservar la vida y la integridad personal de la organización Damas de Blanco", dijo González.

Las Damas de Blanco, grupo creado en 2003 por esposas de presos políticos (ya liberados), solicitó el 13 de agosto de 2013 las medidas de protección tras denunciar detenciones arbitrarias y acosos de la policía.

Vestidas de su característico blanco, las representantes de la organización acudieron este martes a la sede de la CIDH en Washington para llevar su caso directamente ante los comisionados.

La organización, que agrupa a unas 300 mujeres, en su mayoría negras, asegura ser víctima del gobierno del presidente Raúl Castro, al que acusa de desprotegerlas y desestimar sus reclamos.

"El gobierno hace lo que se le antoje en contra de nuestras libertades: religiosas, de movimiento, de expresó o de asociación", dijo su portavoz Berta Soler.

"El gobierno cubano quiere mantenerse en el poder recrudeciendo su maquinaria represiva contra mujeres indefensas", afirmó la portavoz, señalando un aumento de la represión estatal en los últimos cuatro meses.

Emboscadas y discriminadas

Las Damas de Blanco organizan vigilias en iglesias y marchas en silencio por La Habana y otras ciudades, pero son emboscadas por piquetes oficialistas en los llamados 'actos de repudio', arrestadas y en ocasiones abandonados en lugares inhóspitos y alejados de los medios de transporte.

También señalan ser objeto de discriminación por ser mujeres, o por su color, orientación sexual o casos de discapacidad. Sus familiares también son afectados, dicen.

"A mi hija le fueron denegados los estudios universitarios por la condición de que su mamá es 'contrarrevolucionaria'," dijo Magaly Otero durante la audiencia.

Aunque la CIDH había adoptado medidas cautelares en favor de integrantes específicos de las Damas de Blanco, como la activista detenida Sonia Garro, es la primera vez que exige una protección general a toda la organización.

Soler, que se reunió en Washington con el vicepresidente Joe Biden celebró la decisión, pero mostró cautela.

"Estamos muy contentas", dijo Soler tras la audiencia, a la que Cuba, que ignora las resoluciones de la CIDH, no envió ninguna delegación.

"Es muy importante esta medida cautelar. Vamos a ver si el gobierno cubano escucha y se aguanta un poco la represión policial contra las Damas de Blanco y contra los activistas de derechos humanos", señaló a periodistas.

En otra sesión más temprano, los líderes de la disidencia cubana, entre ellos Jorge Luis García Pérez "Antúnez" y Rolando Rodríguez Lobaina, denunciaron la situación en la isla comunista y encomendaron la labor de la CIDH.

"Si el régimen ha perdido bastante su capacidad represiva (...), es precisamente por la solidaridad, y por los pronunciamientos internacionales, donde esta Comisión Internacional de Derechos Humanos ha tenido un rol importante para proteger a las víctimas", dijo García.

A su lado en la audiencia estaban los congresistas estadounidenses de origen cubano, Ileana Ros-Lehtinen y Mario Díaz Balart, a quienes llamó "héroes".

"La resistencia cubana está unida en su lucha contra la opresión de la dictadura castrista", dijo por su parte Ros-Lehtinen, una fuerte crítica del gobierno de la isla.

Las audiencias sobre Cuba en la CIDH coincidieron con el voto abrumador en la Asamblea General de las Naciones Unidas, que por 22º año consecutivo aprobó una resolución pidiendo el fin del embargo comercial que Estados Unidos aplica a la isla desde hace medio siglo.

Hasta el viernes 1 de noviembre, la CIDH realizará 52 audiencias de las 217 solicitadas, para evaluar la marcha de los derechos humanos en las Américas.