Última Hora

El Partido Accesibilidad Sin Exclusión es el único que de momento, reconoce públicamente, que buscaran que el periodo de vacaciones de fin y principio de año, para los legisladores, sea de dos meses.

Es decir, el receso iría del 16 de diciembre al 10 de febrero.

La presidenta de la república, Laura Chinchilla, ya emitió un criterio al respecto.

Al intento de vacaciones extendidas, que según se dice en pasillos legislativos también es promovido por la fracción de gobierno, la mandataria lo califica como de "vagabundería".

Si bien todo empleado recibe su salario en periodo de vacaciones, en el caso de los diputados el pago del mismo asciende a los cientos de millones.

El salario de cada diputado es de: ¢3.425.388. Un mes de trabajo de los 57 legisladores en Cuesta de Moras cuesta en promedio 195 millones de colones.

Si eso lo multiplicamos por los dos meses de vacaciones el monto sería de 390 millones de colones aproximadamente.

Los que se oponen consideran que un supuesto ahorro de dinero es mínimo, en comparación, al trabajo eficiente que deberían hacer los diputados.

La política electoral pasa una cara factura, pues el pasado 26 de septiembre, se aprobó el último proyecto país: la reducción de la deuda política.

Entre los proyectos que se discuten en la actualidad está la intención de declarar el día nacional de la masculinidad.

En el congreso trabajan mil 21 funcionarios y en promedio cada día en el plenario cuesta 2 millones de colones.

El próximo primero de noviembre los diputados recibirán un aumento automático del 5%.