Última Hora

Hasta hace poco, un hombre era conocido como el paciente sin nombre de la cama 170 del Hospital San Juan de Dios.

Ingresó el siete de octubre con una lesión en el cráneo y múltiples golpes que hoy aún lo mantienen en un estado de coma

A su ingreso el no portaba ninguna identificación fue auxiliado en vía pública y nadie ha preguntado por él.

Pero la Oficina de Trabajo Social del centro médico sí quería saber su identidad. Por eso acudió a la Sección de Dactiloscopia del Ministerio de Seguridad Público.

En cuestión de 3 minutos, el paciente tenía nombre.

Ahí, la labor de uno de los 46 funcionarios que posee dicha sección inicia. Este se desplaza hasta el centro médico, quien bajo la guía de las trabajadoras sociales llega hasta la cama del paciente, limpia sus manos y procede a la toma las huellas dactilares y los detalles de los tatuajes que posee: uno en el brazo derecho y otro en el muslo de la pierna derecha.

Se realizó el estudio de lofoscopía y listo: es un hombre de apellido arroyo de 35 años de edad

Este es uno de los 17 casos denominados humanitarios; en los que ha colaborado esta sección del Ministerio de Seguridad Pública en lo que va del 2013.

Todos los buscados estaban registrados en la base de datos de más de 3 millones y medio de tarjetas dactilares que poseen.

En promedio en el país 300 personas efectúan el trámite de impresión de huellas dactilares para solicitar el pasaporte, el permiso de portación de armas de fuego o realizar algún trámite migratorio; de esta manera, todas las huellas dactilares se almacenan en físico y los datos de la clasificación y se encuentran registrados de manera digitalizadas; así como las señas corporales.

El trabajo de la sección ha permitido servirle a agencias policiales internacionales para identificación de personas sospechosas vinculadas con el narcotráfico, el crimen organizado, la usurpación de identidad, entre otros

Las huellas dactilares son inmutables, perennes y diversiformes.

Tan solo el Organismo de Investigación Judicial ha solicitado más de mil colaboraciones en este año y la Dirección de Inteligencia y Seguridad Nacional registra más de 400.