Última Hora

Padres y madres de familia utilizan a sus hijos como armas para chantajear a sus ex parejas.

Las consecuencias podrían ser desastrosas para los pequeños, víctimas inocentes de una guerra motivada por la venganza