Última Hora

Hace exactamente 17 años el peor asesino en serie en la historia de Costa Rica dejó su última huella en la zona montañosa de Patarrá.

Allí emboscó a una pareja de novios que terminaron sumándose a su larga lista de víctimas mortales.

¿Por qué resultó imposible capturarlo? ¿Por qué los 19 homicidios quedaron impunes para siempre? ¿Quién fue el sospechoso de estos asesinatos?

Las respuestas en nuestra sección Archivos 7D.