Última Hora

Política

Claudio Alpízar: "campañas políticas sucias debilitan la democracia"

La campaña sucia es la que le hace más daño a la política nacional, porque se cubren con un manto de anonimato...

William Álvarez Hace 10/28/2013 4:14:00 PM

En días recientes nuestro país ha sido testigo de varias denuncias sin respaldo, buscando desacreditar a algunos candidatos a las elecciones 2014. Incluso se llegaron a utilizar plataformas como iReport de la cadena internacional CNN para difundir acusaciones políticas muy graves.

Algunas de estas acusaciones llegaron a ciertos medios de comunicación provocando viralización de los temas entre los ciudadanos que utilizan redes sociales. Ante esto, parecería que estamos frente a indicios de las primeras manifestaciones de campañas sucias de nuestro proceso electoral. 

En una democracia como la nuestra no sería la primera vez que se presente una campaña sucia. Según el politólogo Claudio Alpízar, “cuando se plantea un campaña electoral hay tres espacios, la campaña positiva, negativa y sucia. La campaña positiva, es sin duda, la que la mayoría de la gente desea, porque se trata de la discusión en el fondo. Con las otras el límite es poco tangible.”

La negativa sería aquella que señala las debilidades del otro candidato; sin embargo, podría caerse en la campaña sucia. “La campaña sucia es la que le hace más daño a la política nacional, porque se cubren con un manto de anonimato en donde se dicen cosas sacadas de contexto o no tienen relevancia” agregó Alpízar.

Para el analista se estaría presentado en un momento poco oportuno, dado el desencanto de la población costarricense a la política. Estas campañas terminarían por minar el interés de muchas de las personas en política.

Alpízar afirma que algunos candidatos solo se interesan por el poder; sin importar proponer ideas claras que motiven al electorado.

Al final, las “campañas sucias ensucian a quién quieren ensuciar y también a quién inicia la campaña, golpea tanto al que emite la falsedad como al que es atacado”, concluyó Alpízar.