Última Hora

Internacional

Inspectores armas químicas no pueden acceder a dos sitios en Siria por inseguridad

Preocupaciones sobre seguridad han impedido a inspectores de un organismo mundial de control de armas químicas acceder a dos de los 23 sitios declarados por Siria...

Agencia Reuters Hace 10/28/2013 3:21:00 PM

Preocupaciones sobre seguridad han impedido a inspectores de un organismo mundial de control de armas químicas acceder a dos de los 23 sitios declarados por Siria como parte de un acuerdo para destruir su arsenal tóxico, dijo el lunes la entidad.

La Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAC) había verificado 21 sitios hasta el 21 de octubre, el plazo acordado como parte del programa de destrucción sirio.

"Los últimos dos sitios no han sido visitados por razones de seguridad", dijo un comunicado de la OPAC, que ganó este mes el premio Nobel de la Paz.

Visitar los sitios representa un peligro grave para los inspectores, puesto que Siria continúa siendo arrasada por los enfrentamientos en la guerra civil que comenzó hace de dos años y medio y que provocó la muerte de más de 100.000 personas.

"Los esfuerzos de la Misión Conjunta (con la ONU) para asegurar las condiciones necesarias para un acceso seguro a esos sitios continuará", indicó el comunicado.

La ubicación de los sitios restantes no fue provista por la OPAC, pero un funcionario que habló bajo condición de anonimato dijo que "uno está vacío y el otro no es tan importante".

Para el viernes próximo, cuando vence otro plazo, Siria debe haber rendido cuentas de toda la producción inutilizable y las instalaciones con armas químicas. Para mediados de 2014, el país debe haber destruido todo su arsenal.

Siria no ha revelado el tamaño exacto de su arsenal, pero expertos creen que incluye unas 1.000 toneladas métricas de agentes nerviosos, incluyendo sarín, mostaza y VX.

Bajo un acuerdo alcanzado entre Rusia y Estados Unidos, Damasco acordó destruir todo su arsenal químico después de que Washington amenazó con usar la fuerza en respuesta a la matanza de cientos de personas en un ataque con gas venenoso el 2 de agosto.