Última Hora

Nacional

Cartaginés no tolerará actos de racismo en el “Fello” Meza

El sociólogo Roberto Piñeda, indica que momentos de frustración personal, estrés y problemas familiares, pueden motivar a los insultos y el racismo.

Julio Naranjo Hace 10/28/2013 2:34:00 PM

Las motivaciones para asistir al estadio a observar un partido de fútbol de la primera división, definitivamente han cambiado. Los aficionados ahora no solo quieren apoyar y celebrar los goles con su equipo, sino que también, buscan la forma de distraer con insultos a los rivales.

Este fin de semana, durante la jornada 17 del Torneo de Invierno 2013, se generaron dos hechos reprochables en el país. El sábado, el portero Víctor Bolívar fue insultado por parte de los aficionados que se encontraban en el Estadio Nacional, mientras que Waylon Francis fue víctima de racismo este domingo en el “Fello” Meza.

Según Jorge Ortega, gerente general del Club Sport Cartaginés, varios jugadores y directivos del Herediano provocaron a la afición con algunos gestos y cánticos, y señala que son muy diferentes los insultos a los actos racistas.

“En todos los partidos del mundo, los insultos, escupitajos y algunos gestos son cosas normales, y aunque no las comparto, se vienen dando durante años. Pero, lo que se debe eliminar de raíz son los actos discriminatorios y de racismo”, indicó Ortega.

El sociólogo, Roberto Piñeda, que ha ahondado en el tema de violencia en las actividades deportivas, menciona que el estadio se presta para manifestarse, ya que hay cierto anonimato entre la masa.

“Los insultos racistas, se dan no solamente por el plano futbolístico, sino que también por momentos de frustración personal, estrés, problemas familiares o simplemente un mal día de trabajo, que pueden generar este desahogo con los jugadores”, explicó Piñeda.

Añade, que la problemática no se da por la clase social de los aficionados, sino que las personas con una mentalidad conservadora, son aquellas que por lo general, se motivan a insultar sin justificación.

Tanto Ortega como Piñeda, coinciden que el trabajo en la parte educativa es enorme si se quiere erradicar estos malos comportamientos. “La UNAFUT debería de hacer más campañas, incluso con entes de gobierno, para informar de que esto no puede continuar”, mencionó Ortega.

El Deportivo Saprissa, que jugó como local en el Nacional el pasado sábado y el Club Sport Cartaginés están a la espera del informe arbitral, que indicaría si procede o no, sanciones aplicadas al reglamento.