Última Hora

En los jardines de nuestras abuelas era común encontrar los remedios para cuanta dolencia existiera, algo para los calambres menstruales, aquello otro para el dolor de cabeza, todo era posible.

Aunque la tradición lamentablemente se ha ido perdiendo, nunca es tarde para recuperarla.

Hoy queremos recomendarle un jardín medicinal. Ahí mismo en ese espacio que tiene ahí en su casa, puede sembrar y cultivar lo que necesita para cuidar su salud.

La empresaria de Cartago y su familia, han dedicado un espacio de su finca a la siembra de plantas medicinales, quieren comercializarlas en paquetes, pero también frescas, en maceta para que usted las pueda sembrar y tenerlas cerca siempre.

En esta pequeña empresa están decididos a devolverle a los costarricenses la oportunidad de aprovechar los consejos de las abuelas, de todos los rincones del país.

¿Y cuál es su preferida?

Aún el proyecto está en pañales, pero en un futuro cercano ellos comercializarán plantas medicinales y aromáticas de todo el país para que regresen a donde siempre debieron estar, a la cocina de los ticos.