Última Hora

Internacional

Liberado en España un violador en serie tras la sentencia de Estrasburgo

Antonio García Carbonell, de 76 años, fue condenado en 1996 por una decena de violaciones y otros delitos de robo, detención ilegal y lesiones a más de 268 años de prisión...

AFP Agencia Hace 10/25/2013 5:06:00 AM

(AFP) - Un violador múltiple fue liberado en España 17 años después de ser condenado a 268 años de prisión, tras el fallo del Tribunal Europeo de los Derechos Humanos (TEDH) declarando ilegal la doctrina Parot, explicó este viernes una fuente judicial.

"Procede declarar extinguidas las responsabilidades penales a las que ha sido condenado Antonio García Carbonell", afirmó en su auto un juez de Barcelona (noreste de España), donde el penado estaba encarcelado.

Antonio García Carbonell, de 76 años, fue condenado en 1996 por una decena de violaciones y otros delitos de robo, detención ilegal y lesiones a más de 268 años de prisión de los que podía cumplir un máximo de 30 de acuerdo con la ley española.

El violador obtuvo beneficios penitenciarios que le hubieran permitido salir de la cárcel en 2011, si no se le hubiera aplicado la doctrina Parot, según la cual las reducciones de condena se descuentan del total de la pena a la que ha sido condenado un preso y no de los 30 años de cumplimiento máximo efectivo previstos por la ley.

Sin embargo, el pasado lunes el TEDH, con sede en Estrasburgo, anuló esta interpretación judicial y ordenó a España la puesta en libertad de la etarra Inés del Río Prada, encarcelada desde 1989 con una pena de 3.800 años y liberada desde el martes.

Según el auto del juez de Barcelona, García Carbonell "se halla en la análoga situación que la recurrente del Río Prada" por lo que la sentencia de Estrasburgo "tiene carácter vinculante" en el caso de este violador, que salió el jueves de prisión.

Autor de dos series de violaciones en 1991 y 1995 en la región de Cataluña, García se convierte en el primer delincuente común beneficiado por el fallo del TEDH, que ha sembrado una importante polémica en España al abrir la puerta a que decenas de etarras condenados sean puestos en libertad.

Además, según el ministerio del Interior, una quincena de presos por delitos de violaciones o asesinatos podrían salir de la cárcel en los próximos cuatro años en virtud de esta sentencia.