Última Hora

Internacional

Rechazan la apelación de Bo Xilai y confirman la prisión perpetua

Cientos de policías fueron apostados cada tres metros controlaban el viernes las entradas del tribunal de Jinan, capital de Shandong.

AFP Agencia Hace 10/24/2013 10:01:00 PM

JINAN, 25 octubre 2013 (AFP) - La cadena perpetua fue confirmada en apelación, este viernes, para Bo Xilai, ex miembro del Buró Político del Partido Comunista de China (PCCh), condenado el mes pasado por corrupción y abuso de poder, anunció la agencia de noticias oficial Xinhua.

"La mañana del 25 de octubre, el Tribunal Popular Superior de Shandong (la provincia donde fue el juicio, ndlr) rechazó el recurso y confirmó la sentencia a Bo Xilai de cadena perpetua por corrupción, malversación de fondos y abuso poder", anunció la agencia en su cuenta Weibo, el equivalente chino de Twitter.

La confirmación de la cadena perpetua a Bo Xilai -una condena decidida al más alto nivel del Partido Comunista, al que está sometida la justicia china- sella el destino del más alto dirigente china llevado a juicio en los últimos años, en medio de un escándalo político y jurídico que ha sacudido al régimen.

Cientos de policías fueron apostados cada tres metros controlaban el viernes las entradas del tribunal de Jinan, capital de Shandong , a donde se impidió la entrada de la prensa extranjera.

Sólo algunos de los órganos de la prensa oficial tuvieron acceso al recinto. Los comerciantes de los alrededores cerraron sus tiendas y el tráfico fue cerrado en las inmediaciones del tribunal.

Un convoy de vehículos con vidrios polarizados fue visto poco antes de las 10H00 (02H00 GMT) entrando al tribunal, lo que sugiere que, en esta ocasión, Bo Xilai fue llevado a la sala de audiencias. Funcionarios chinos indicaron hace poco en privado a la prensa extranjera que él iba a asistir a la lectura del veredicto.

Bo Xilai fue condenado el pasado 22 de septiembre, por corrupción, malversación de fondos y abuso de poder, en particular en el caso del asesinato, por su esposa, Gu Kailai, del empresario británico Neil Heywood, que él intentó ocultar, según la acusación.