Última Hora

El viernes 20 de septiembre, Mauricio Monge estaba cerrando la tienda y salía por la puerta trasera cuando un hombre lo encañonó y lo obligo a llevarlo donde estaba el dinero.

Tras entregar el dinero, lo amarraron y los cuatro ladrones se fueron. Cuando dejó de escuchar ruido comenzó a desatarse pensando q aquello había terminado y más bien, estaba comenzando

Mauricio, de 46 años, recordó detalles de ese largo día que permaneció retenido por ycuatro sujetos. Al principio, pidieron un carro para huir con Mauricio, quien los dejaría en algún sitio

La negociadora del OIJ sólo ofrecía la rendición, la entrega incondicional, y el respeto a la integridad física de ellos.

Mauricio garantizó su vida, mostrando cercanía hacia sus captores. Les sirvió café, les ayudaba a pensar en sus familias.

A las 2:30 am finalmente se entregaron, cada uno tenía q salir sólo y con las manos arriba. Mauricio sería el último en salir para terminar este amargo momento

En el video puede ver la entrevista completa.