Última Hora

A pocas horas de la pelea, Bryan Vásquez no esconde sus ansias por subir al ring. A parte de enfrentar a un buen rival como el nicaragüense Rene González, al “Tiquito” lo ilusiona conquistar el título mundial en las 130 libras de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB).

Este jueves en conferencia de prensa, el pugilista costarricense indicó que los problemas con el peso son cosa del pasado, y que sin duda la preparación para este combate “ha sido el mejor”. A Vásquez le molestó las declaraciones del “Chirizo” al llegar al país, ya que lo describió como un boxeador “correlón”.

“Estas cosas me inyectan para salir con más fuerza a pelear. No dejaré que me falte el respeto en mi país con sus declaraciones, sin embargo, me considero un boxeador inteligente, golpeo y no quiero que me golpeen. El sábado se dará cuenta realmente de mis condiciones”, comentó el Tiquito.

Por su parte, el nicaragüense mencionó que todo se trata “de la misma estrategia para la pelea”, que anhela ser el campeón mundial, y espera que suene la campana para subir al cuadriláteero. “Estoy muy contento y motivado. Llevo cuatro meses y medio preparándome en México, inclusive con boxeadores más rápidos que Bryan”, atizó el “Chirizo”.

Su entrenador, Ricardo Risso, añadió que su pupilo no es como otros boxeadores nicaragüenses con los que ha cruzado los puños el “Tiquito” al mencionar: “No es como el Toro Benavides, Rene no es un cátcher”.

Aparte de la pelea estelar entre el Bryan Vásquez y Rene González, habrá otro combate por campeonato mundial en este KO A las Drogas, que se desarrollará el próximo sábado en la BN Arena de Hatillo. En este caso, será la costarricense Carolina Arias, quien buscará la corona en las 122 libras de la AMB, contra la venezolana, María del Refugio Jiménez.