Última Hora

A menudo leemos y escuchamos noticias de personas que maltratan a los animales, incluso una vez fue noticia cuando dos policías machetearon a una tortuga.

Hoy me alegra mucho contarle que por esos dos policías que maltratan hay muchos otros que más bien conservan a las tortugas.

Día a día se exponen al peligro, para que locales y turistas estén seguros en la zona de Jacó, ese es su trabajo.

Parte del patrullaje que hacen en la playa y sus alrededores, es para combatir el saqueo de nidos de huevos de tortuga.

Su trabajo, por el que les pagan, llega hasta el decomiso de esos huevos, pero ellos decidieron ir más allá.

Desde que cerraron el vivero para tortugas en playa hermosa, varios compañeros de la Fuerza Pública de Garabito, se propusieron hacer algo para asegurarse que esos huevos que decomisan, eclosionen y las tortuguitas terminen donde pertenecen, al mar.

Todos se entusiasmaron con este proyecto "Tortuga Segura", y hace tres meses pusieron manos a la obra. Fue un proceso de sacar permisos, aprender todo sobre las tortugas y construir el vivero.

En los ratos libres le han puesto bonito para construir ese vivero donde las tortugas se terminan de desarrollar para luego ser liberadas al mar.

Todo lo han hecho sin esperar nada a cambio, sólo por el hecho de preservar la naturaleza.

Ya estamos en los últimos días de octubre y precisamente para estas fechas se espera que nazcan los primeros huevos para ser liberados en la playa.

Aprovecharon una estación de policía antigua frente a la playa y afuera hicieron el vivero.

Antes se asesoraron bien con un biólogo marino, para que cumplieran con todos los requerimientos necesarios.

Cada cuadrícula tiene que estar identificada, porque en una bitácora se lleva un riguroso control de cada nido.

El lugar y la fecha que fue encontrado o decomisado, cantidad de huevos, especie de tortuga todo.

El proyecto les ha unido más como compañeros, ahora todos son expertos en el tema, se han apasionado, y ese espíritu conservacionista lo intentan contagiar a todos en Jacó.

En cualquier momento, las primeras tortugas rescatadas y cuidadas por ellos, estarán en el mar… todo con la única motivación de ser cómplices del milagro de la vida.