Última Hora

 La muerte por suicidio está rodeada por mucho estigma, el suicidio en Costa Rica toca a cientos de familias al año.

En los sobrevivientes del suicidio son comunes intensos sentimientos pena y tristeza, rabia por sentirse responsable del en cierta medida de lo sucedido, sentimientos de distanciamiento, ansiedad, culpabilidad estigmatización.

Durante el primer año del duelo se es más vulnerable a padecer problemas somáticos como taquicardia, artritis, migraña, alergia, asma y tics y emocionales como el sentimientos de soledad, desesperanza, pobre autoestima y búsqueda del por qué.

De acuerdo a datos internacionales cada año se quita la vida aproximadamente un millón de personas en el mundo.

Se calcula que seis de cada 10 personas conoce a un suicida y 20 de cada 100 han perdido a un ser muy querido por esta causa.