Última Hora

Internacional

España sale de la recesión al crecer el 0,1% entre julio y septiembre

El Banco de España calcula que la economía española creció el 0,1 % entre julio y septiembre impulsada por la buena evolución del sector exterior...

Agencia EFE Hace 10/23/2013 11:30:00 AM

El Banco de España calcula que la economía española creció el 0,1 % entre julio y septiembre impulsada por la buena evolución del sector exterior, después de nueve trimestres consecutivos de caída que han supuesto la segunda recesión desde que se iniciara la crisis en 2008.

La confirmación oficial vendrá del Instituto Nacional de Estadística (INE), que el próximo 30 de octubre publicará el dato adelantado del PIB, aunque habitualmente coincide con las estimaciones del Banco de España.

La entidad estima que la recuperación ha sido posible por una mayor aportación positiva de la demanda exterior a la economía, fundamentalmente por el empuje de las exportaciones y la contención de las importaciones.

Por el contrario, la contribución de la demanda interna ha seguido siendo negativa, sobre todo, porque el gasto público y el gasto en inversión han vuelto a caer, mientras que el consumo privado se ha recuperado ligeramente y ha crecido el 0,1 %.

Tras conocerse el dato el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha destacado que las exportaciones y el turismo están siendo los motores de la recuperación económica, que -según ha dicho- todavía será lenta y gradual.

El ministro de Economía, Luis de Guindos, ha señalado que el dato supone un avance "pequeño, tímido y limitado" y ha dicho que, aunque todavía queda "mucha crisis por delante", se trata del primer paso hacia la recuperación.

En el mismo sentido, el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha subrayado que se ha dado el primer paso para la salida de la crisis y que ha comenzado una suave recuperación, que se consolidará en los próximos trimestres "si no se confunden las prioridades".

Según el Banco de España, la situación económica todavía se mueve dentro de una "marcada debilidad" en lo que respecta a la demanda interna, provocada por el continuado descenso de la renta disponible, la pérdida de valor de la riqueza de los hogares y el aún elevado endeudamiento.

En este contexto ha destacado el "tímido avance" del consumo de los hogares, que la entidad achaca a la notable mejoría de la confianza de los consumidores y a una mejor evolución del mercado de trabajo.

El empleo moderó sustancialmente su ritmo de descenso en este período, con una leve caída intertrimestral del 0,1 % (3,1 % en tasa interanual), que de confirmarse "representaría la tasa menos desfavorable desde el inicio de la crisis", ha explicado el Banco de España.

También ha subrayado que los costes laborales han seguido cayendo como consecuencia de la continuación de la moderación salarial, lo que ha permitido avanzar en el proceso de devaluación interna, que según la entidad, sigue siendo necesario para asegurar la corrección de algunos de los principales desequilibrios de la economía.

El gasto en inversión ha caído algo menos que en el trimestre precedente al haberse atenuado el desplome del sector de la construcción, mientras que la inversión empresarial en bienes de equipo ha mantenido la mejoría registrada desde principios de año y podría haber crecido hasta un 2 % entre junio y septiembre.

El Banco de España también ha hecho hincapié en el aumento del ahorro de las empresas, lo que ha mejorado su capacidad de autofinanciación, aunque ha advertido de que podría volver a caer como consecuencia del elevado endeudamiento y de unas condiciones de crédito aún restrictivas.

Los partidos políticos han reaccionado con prudencia, ya que el portavoz económico del PSOE, Valeriano Gómez, ha asegurado que todo parece indicar un estancamiento del crecimiento, que de momento será insuficiente para consolidar la recuperación y crear empleo.

El portavoz de CiU en el Congreso, Josep Antoni Durán Lleida, ha matizado que se ha podido salir de la recesión pero no de la crisis y que más allá de las cifras macroeconómicas hay muchas personas sin empleo que se ven obligadas a buscar comida en la basura o a acudir a Cáritas para poder sobrevivir.

Por su parte, el secretario general de UGT, Cándido Méndez, ha considerado que no se puede hablar todavía de recuperación, porque lo que ha ocurrido es que se ha pasado de la recesión "a una zona muerta".