Última Hora

Internacional

Primer ministro de Pakistán emprende relación de posguerra con Obama

El primer ministro paquistaní Nawaz Sharif llega el miércoles a la Casa Blanca buscando reconstruir las relaciones, luego de la guerra de Estados Unidos en Afganistán...

AFP Agencia Hace 10/22/2013 9:43:00 PM

El primer ministro paquistaní Nawaz Sharif llega el miércoles a la Casa Blanca buscando reconstruir las relaciones, luego de la guerra de Estados Unidos en Afganistán, presionando por el fin de los ataques con drones en su territorio.

"Mi deber es encarar esta importante relación con una mente abierta y fresca, dejando atrás la desconfianza y las mutuas sospechas", dijo el martes en el US Institute of Peace.

En una señal de la distensión desde el ataque en el que murió Osama bin Laden en 2011, la administración del presidente Barack Obama decidió desbloquear una ayuda de 1.600 millones de dólares para Pakistán.

Pero la tensión se mantiene en relación a los ataques estadounidenses con aviones no tripulados contra extremistas que se refugian en territorio paquistaní.

Sharif, urgió este martes a Estados Unidos a poner fin a sus ataques con drones (aviones no tripulados) en Pakistán, argumentando que violaban la soberanía territorial de su país.

En su visita a Washington, que coincide con la difusión de un informe de Amnistía Internacional sobre las operaciones con drones, Sharif dijo que esas incursiones eran un "gran" obstáculo en las relaciones con Estados Unidos.

"En primer lugar, querría insistir en la necesidad de terminar los ataques con drones", declaró Sharif durante su discurso en el Instituto para la Paz.

El primer ministro, que realiza una visita histórica a Estados Unidos, precisó sin embargo que quería mantener relaciones estrechas con Washington, degradadas a su nivel más bajo en mayo de 2011 tras la operación estadounidense contra Osama bin Laden.

Recordó que una conferencia interpartidaria en Pakistán había concluido que "el uso de drones era, no solo una violación de la soberanía" del país, "sino que iba en detrimento" de los esfuerzos paquistaníes en la lucha contra el terrorismo.

Amnistía Internacional llamó en un informe divulgado el martes en Estados Unidos a hacer públicas las informaciones sobre esos ataques para saber si respetan el derecho internacional, lo que podría ser el caso únicamente si tienden a neutralizar una amenaza inminente para Washington.

En su encuentro diario con la prensa, el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, dijo que "no estamos de acuerdo sobre la idea de que esos ataques violan el derecho internacional".

"La administración ha insistido sobre las precauciones extraordinarias tomadas para hacer que esas acciones antiterroristas respeten todas las leyes aplicables", aseguró.

"Definiendo acciones que tienen por objetivo a quienes quieren matarnos y no a aquellos entre los que ellos se esconden, elegimos el tipo de medida que tiene menos riesgo de provocar pérdida de vidas inocentes. Las operaciones antiterroristas estadounidenses son precisas, son legales y eficaces", insistió el portavoz del presidente Barack Obama.

Desde 2004 entre 2.000 y 4.700 personas, entre ellas centenares de civiles según diferentes evaluaciones, resultaron muertas por más de 300 disparos de drones estadounidenses en las zonas tribales del noroeste de Pakistán, principal bastión de los talibanes y otros grupos vinculados a Al Qaida.

El departamento de Estado anunció este martes que entregará 1.600 millones de dólares en ayuda, luego de que la asistencia a Islamabad se redujera en los últimos años, en el marco de un enfriamiento de las relaciones entre ambos países.

Estado notificó al Congreso que entregará fondos ya presupuestados en años anteriores, incluido el fiscal 2012.

El grueso de la ayuda, 1.380 millones de dólares, consiste en asistencia militar y 260,5 millones a programas civiles, dijo la portavoz asistente de Estado, Marie Harf.