Última Hora

Usted se impresionaría de la cantidad de comida y "dinero" que se bota al basurero.

Un estudio del 2011, dejó claro que, al año, 1.300 millones de toneladas de comida se desperdician. O sea, un tercio de la producción de alimentos destinados al consumo humano.

Para evitarlo: hay que comprar lo suficiente, preparar lo necesario, comer lo requerido, y no desperdiciar nada.

La nutricionista y especialista en seguridad alimentaria, Marianela Zúñiga y Tatiana Vargas, oficial de Comunicación para Costa Rica de la FAO, nos hablaron sobre este tema.

Las personas lo que deben hacer es desarrollar buenos hábitos de compra y alimentación.

El proceso de compra es un muy importante, generalmente las personas van al supermercado con hambre, sin una lista definida, compran cosas por comprarlas sin tener claras sus necesidades.

Las fechas de vencimiento también lo son, por lo cual hay que ponerle atención.

Las frutas y las verduras son otros de los alimentos que se desperdician más en los hogares.

Organizaciones como la FAO, impulsan lo que se conoce como dietas sostenibles, las cuales son las dietas que nos permiten tener conciencia de toda la cadena agroalimentaria.

Algunas de las prácticas para evitar el desperdicio está revisar el refrigerador antes de ir de compras, aplicar la técnica peps (primero que entra, primero que sale), congelar los productos frescos y las sobras.

Asimismo, en el supermercado, fíjese en las fechas de vencimiento, compre de manera inteligente.

En restaurantes, solicite porciones más pequeñas, pida lo que sobra para llevar.

Si usted desea conocer más información sobre este tema, puede ingresar a www.fao.or.cr