Última Hora

Colocar cinco vagones más en algunos de los servicios del tren y habilitar más horarios fueron parte de las estrategias que utilizó el INCOFER en días anteriores para poder dar a abasto con el servicio, esto debido al aumento de pasajeros que se registró luego del problema del cierre de circunvalación.

Sin embargo, la situación no ha mejorado y por el contrario cada vez son más las personas que viajan en este medio de transporte.

La entidad asegura que ya se agotaron las opciones para poder evitar que las personas viajen arriesgando su vida, al ocupar, gradas y barandas de los vagones.

El presidente de la institución, Miguel Carabaguías, asegura que la situación es inevitable y que es imposible evitar que los pasajeros no viajen así, ya que no lo hacen por cuestión de gusto, sino por la necesidad de llegar a sus trabajos.

La complicada situación ha llevado al INCOFER a presentar en noviembre próximo a la Asamblea Legislativa un proyecto de ley para invertir en la compra de trenes eléctricos.

Mientras esto avanza y se busca una solución pronta al problema, el Instituto de Ferrocarriles también trabaja para que en noviembre inicien de nuevo los trabajos en el proyecto del tren en la provincia de Alajuela.

Se espera que el tanto este, como las nuevas 34 locomotoras para la gran área metropolitana, sean parte de la solución ante la problemática que se vive en el tránsito diario de los costarricenses.