Última Hora

El Gobierno y el Ministerio de Hacienda han querido abordar el tema de un nuevo Plan Fiscal, discretamente, buscando que los cambios surjan de un consenso con diferentes sectores, en lo que se podría denominar un diálogo nacional.

Sin embargo, hay que tomar en cuenta que siempre cuando se habla sobre impuestos todos los caminos llevan al aumento de cargas para la población y sus actividades. Basta con repasar algunas de las propuestas que se han planteado hasta el momento: Aumentar el impuesto al ruedo o el marchamo para los carros de lujo, introducir un impuesto a las transacciones financieras por un periodo determinado, establecer una tasa única para el impuestos sobre el traspaso de bienes muebles e inmuebles, que actualmente es de 1,5% para los bienes inmuebles y 2,5% para los bienes muebles.

También se analiza simplificar el impuesto solidario (a las casas de lujo) para facilitar el cumplimiento y su fiscalización, establecer un impuesto sobre los activos de las personas físicas y jurídicas domiciliadas en el país.

Una de las medidas más llamativas, sería la eliminación de la restricción vehicular por medio del pago de un derecho para circular todos los días de la semana.

Estas son opciones en relación con otros impuestos que dio a conocer el Ministerio de Hacienda y que se están sometiendo a conocimiento de los diferentes sectores para lograr un consenso y una aprobación.