Última Hora

Curiosidades

El auto-submarino de James Bond podría convertirse en realidad

La idea es actualizarlo con un sistema de propulsión Tesla, quien lo pilotee presione un botón y pueda conducirlo dentro del agua.

Daniel Quesada Hace 10/19/2013 5:31:00 PM

Se dice que el dinero lo puede todo, o casi todo. Y el siguiente es un claro ejemplo de ello, pues Elon Musk, el multimillonario dueño de Tesla, planea convertir un vehículo de la ficción a la realidad.

Los amantes de la saga de James Bond, probablemente recuerden al agente 007 conduciendo un automóvil que, luego de un pequeño ajuste se sumerge en el agua y se transforma en un submarino en “The spy who loved me” (El espía que me amó).

Bueno, pues esto es lo que pretende el hombre que ha sido capaz de construir autos eléctricos y vehículos espaciales, crear un automóvil que se convierta es un aparato capaz de navegar en la profundidad del mar.

Tal como lo recuerda CNN, cuando el vehículo original fue vendido en carca de un millón de dólares en una subasta en setiembre, la identidad del comprador se mantuvo en secreto, algo que sucede por lo general en este tipo de ventas.

Sin embargo, la noche de este jueves, un Tesla Motors, por medio de un portavoz, informó que el auto, un Lotus Espirit, había sido comprado por Elon Musk.

Este dijo que se sintió decepcionado de saber que el carro realmente no se puede transformar, por lo que ahora harán posible esta transformación.

La idea es actualizarlo con un sistema de propulsión Tesla y hacer que, tal como sucede en la cinta, quien lo pilotee presione un botón, y pueda conducirlo dentro del agua.

En el filme, se observa a James Bond, interpretado por Roger Moore, huyendo de un helicóptero que lo persigue atacándolo con disparos. El Lotus rompe una barrera de un muelle y una vez en el mar sucede la maravillosa, pero hasta hoy imposible transformación.

Acto seguido, el galán avanza con su dama al lado, interpretada por la bella Barbara Bach.

Mientras la imagen puede ser repasada en video una y otra vez, es probable que en algún tiempo, cualquier persona, con mucho dinero, pueda convertirse en algo parecido a James Bond.