Última Hora

La piel de 300 personas se convirtió en un lienzo que dejará para siempre, un signo de la lucha contra el cáncer.

Por segundo año consecutivo el estudio Sailor's Grave Tatto, en Heredia, la Asociación Despertar Costa Rica y la Fundacion Nacional de Solidaridad Contra el Cáncer de Mamá (FUNDESO) organizaron la campaña "HOPE".

La fila, a las afueras del estudio, era más que significativa. Pero cada uno llegó para sumarse a la solidaridad, pero además, para dejar en su piel una batalla ganada.

Como Jorge Chacón, quien celebra que su mamá haya sobrevivido al cáncer, o Wen Quintero, que nunca olvidará que cuatro años atrás enfrentó el cáncer de mamá. Ahora un lazo rosa le recuerda que salió victoriosa de la lucha.

La meta no solo era tatuar a 300 personas en 12 horas, sino que los ¢5 mil colones por cada trabajo será donado a FUNDESO.