Última Hora

Mauricio Bustamante era un prometedor mecánico hasta que un incidente sin sentido le cambió la vida por completo. En un arranque de cólera, un conductor le lanzó ácido a la cara y lo dejó ciego.

Pero él, lejos de quejarse, hoy quiere hacerle un llamado a todos ustedes.

Pónganle mucha atención a su mensaje.