Última Hora

A Roberto Retana le pasó lo que a muchos de nosotros: trabajaba como loco, ganaba mucho, no tenía tiempo para nada y, por supuesto, no era feliz.

Hasta que un día decidió dejar su cómoda oficina y su alto salario para comenzar de nuevo.

Él está convencido de que sólo la felicidad trae éxito en cualquier trabajo.