Última Hora

En temas del corazón, relaciones y rupturas nadie tiene un manual a prueba de balas. Pero en materia de pensiones les leyes son muy claras y por eso doña Emma Sandoval recurre a Perros de Traba.

Durante más de 25 años vivió con su esposo Danilo. Por esas vueltas de la vida terminaron su relación amorosa, pero siguieron casados y muy pendientes el uno del otro.

Don Danilo murió de cáncer en el 2006. Fue entonces cuando doña Emma y su familia topan con la nada grata sorpresa de que toda la pensión de esposo fue acreditada a una mujer que vivía con él.

A pesar de sus quebrantos de salud, doña Emma inició una lucha legal.

Tras seis años, una sentencia del Poder Judicial le dio la razón y obligó a que el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social le pagara su pensión de forma retroactiva desde abril del 2012 a la fecha.

Pero esta es la hora que doña Emma no ve un solo cinco.

Perros de Traba consultó a la Dirección Nacional de Pensiones. Aseguraron que hubo un error a la hora de asignar la pensión y que efectivamente a doña Emma le corresponde un monto.

No se atrevieron a dar una fecha, pero sí prometieron agilizar los trámites para depositar todo lo que le deben a esta viuda, un monto que ya supera los 12 millones de colones.


 

Dicen las malas lenguas que en cierto lugar de Alajuela grabarán la próxima película de Indiana Jones.

Pero como no hay que hacer caso a chimes, Rocky averiguó bien y en realidad se trata de lo que una vez fue el puente que unía las comunidades de San Miguel, La Guácima y Piedras Negras en Villa Colón.

Desde que cayó el puente, muchas personas recorren más de 30 kilómetros para llegar a sus trabajos o cruzar un puente colgante que evidentemente pone en peligro la vida de quien se anime a usarlo.

Los vecinos y las autoridades locales buscaron ayuda en el CONAVI y a pesar de que consta en documentos que el presupuesto fue aprobado, las obras brillan por su ausencia.

Intentamos obtener una versión del CONAVI, sin embargo, tras múltiples llamadas nunca nos dieron una cita.

Seguiremos insistiendo, pues en estas comunidades un puente nuevo es justo y necesario.


 

Donde sí hay buenas noticias es en una casa de Tirrases.

En una entrega anterior les mostramos el caso de una familia donde viven dos adultos mayores y una joven con parálisis cerebral.

Por un error municipal en la planificación, la acera frente a la casa es un calvario de gradas para quienes viven aquí.

La alcaldía se comprometió a invertir en una rampa que estaría lista en enero, pero prometió colocar una baranda de forma temporal para minimizar el riesgo de accidentes. Y cumplieron.

Tomó un tiempo acomodarnos pero ya estamos de vuelta.

Siempre fieles a nuestro compromiso, dando pasos firmes y seguros.