Última Hora

 Esta es la familia de don Mario. A ellos los considera lo más preciado que tiene pero su vida, es igual de valiosa y pudo perderla, escuche bien, a raíz de lo que pudo ser un cáncer de mama, que se descubrió por casualidad.

Por esa molestia, se hizo una revisión en la que palpó una pelotita. Decidió a acudir al médico y él le envió a hacerse una serie de exámenes que jamás imaginó.

Luego de las pruebas, debió practicarse una biopsia en la que se determinó que si no lo operaban, el tumor podría crecer más y convertirse en maligno.

Gracias a que dejó de lado el machismo, la vergüenza y los estereotipos, don Mario pudo detectar a tiempo, una enfermedad que casi compromete su vida, por eso luego de dos años de haber vivido la experiencia, le hace un llamado a los de su género.