Última Hora

A pesar de albergar dos juegos llenos de altas emociones, uno el martes y otro el miércoles de la presente semana, la gramilla del Estadio Nacional ha respondido de la mejor manera y se encuentra en perfectas condiciones.

Según los encargados, todo se debe al modelo de construcción de la gramilla, basado en césped clase A.

"Cuenta con una red de drenajes cada 6 metros, grupos de gravas, arena de río y una mezcla de fibra especial de suelo", explicó Ronald Castillo, encargado del mantenimiento.

El mantenimiento de la misma cuesta, por mes, unos $8 mil. "Esa es nuestra inversión sobre costos fijos, otros varían según la actividad", comentó Edgar Barrantes, gerente del Estadio Nacional.

Cartaginés, en febrero próximo, se convertiría en el primer equipo nacional en contar con una gramilla de este tipo.