Última Hora

Debido a que sus ingresos por cobro de impuestos bajaron, el gobierno se vio obligado a reducir sus gastos.

El poder ejecutivo envió al Congreso un nuevo proyecto de presupuesto extraordinario.

Dicho plan incluye una rebaja de 36 mil millones de colones.

Para ello, el gobierno solicitó a los ministerios y otros órganos, una disminución de casi el 15% de su presupuesto disponible a setiembre 2013.

Asimismo, el proyecto contempla la rebaja de ¢124,053.5 millones destinados a la amortización de la deuda, debido a que se proyecta que el monto de este rubro será menor.