Última Hora

Internacional

Portugal aprueba la ley que permite aumentar la edad de jubilación a los 66 años

El Gobierno portugués aprobó hoy una propuesta de ley que flexibiliza la edad de jubilación, lo que en la práctica le permitirá aumentarla en 2014 de los 65 a los 66 años...

Agencia EFE Hace 10/17/2013 10:46:00 AM

El Gobierno portugués aprobó hoy una propuesta de ley que flexibiliza la edad de jubilación, lo que en la práctica le permitirá aumentarla en 2014 de los 65 a los 66 años y facilita que pueda seguir ampliándose en el futuro.

En consejo de ministros, el Ejecutivo conservador luso dio su visto bueno a esta proposición legislativa, acordada previamente con la troika, y cuyos detalles comenzarán a ser debatidos con empresarios y sindicatos a partir de la próxima semana.

La decisión de elevar la edad de jubilación en un año fue anunciada ya el pasado mes de mayo como parte de un programa de ajustes y reformas que acometerá Portugal hasta 2015 con el objetivo de lograr un ahorro de 4.800 millones de euros para garantizar así la sostenibilidad de sus cuentas públicas.

La salida de 30.000 de los cerca de 600.000 funcionarios que tiene el país, alargar la jornada laboral en la Administración de 35 a 40 horas semanales o rebajar las pensiones de los trabajadores públicos para equipararlas a las del sector privado son otras de estas medidas.

El texto aprobado hoy por el Gobierno del primer ministro Pedro Passos Coelho precisa que la edad para jubilarse sin penalización podrá ser "alterada" nuevamente en caso de que "la situación demográfica y la sostenibilidad de las pensiones lo exija".

Interrogado sobre la posibilidad de que este límite llegue a los 67 o incluso los 68 años en un futuro cercano, el ministro de la Presidencia, Luís Marques Guedes, no descartó esa posibilidad.
"La jubilación deberá ajustarse siempre en función de la esperanza de vida", explicó.

De hecho, Portugal es el octavo país más envejecido de la Unión Europea, con dos millones de ciudadanos con más de 65 años, el 26,6 % del total, y presenta una de las tasas de natalidad más bajas de todo el mundo, con apenas 1,3 hijos por mujer.