Última Hora

Aunque no es lo más común en nuestro país, la producción de queso, yogurt e incluso el rompope hecho con leche de cabras y ovejas, es comparable con los más altos estándares europeos.

Cada vez son más los costarricenses que se animan a probar las delicias que producen estos animales.

La Universidad Nacional, a través de su proyecto de rumiantes menores, quiere promover el consumo de estos productos.

La leche de cabra y oveja tiene un gran valor nutricional y menos grasa que los productos hechos de leche de vaca.

En las instalaciones de la Escuela de Ciencias Agrarias de la Universidad Nacional se produce yogurt de piña, fresa, leche y queso de cabra.

Los productos se distribuyen a partir de esta semana bajo la marca "Finca Santa Lucía".