Última Hora

 En época de graduaciones, no sólo el atuendo de quiénes finalizan su etapa escolar o colegial es importante.

Las madres, que son las invitadas de honor a ese acontecimiento trascendental en la vida de sus hijos, también deben lucir radiantes.

Eso en términos generales, pero hay que recordar que los estilos se deben ajustar según el gusto y tipo de mamá. Para las mamás juveniles que prefieren los estilos más ajustados también hay opción.

La recomendación principal de estos, es que tengan una especie de pliegues, mejor conocidos como drapeado. Este estilo favorece porque esconde rollitos o imperfecciones.

Si su estilo es conservador, los tradicionales largos no pasan de moda, pero también existen otros estilos. Asista a esa actividad tan importante con lo que la haga sentir más cómoda.

Recuerde que la graduación de su hijo también es una celebración en la que usted tiene mérito.