Última Hora

La polémica inició con la publicación de un video en el que un motociclista pasea por las calles de Sao Paulo y es interceptado por dos asaltantes cuando se detiene en una intersección.

La víctima viajaba en una motocicleta Honda Hornet, cuando los sujetos se le atravesaron y con pistola en mano lo despojaron de ella.

La cámara en el caso del motorizado captó la totalidad del hecho, y su polémico desenlace.

Cuando el asaltante se subió a la motocicleta e intentó la huida, un policía que estaba en el lugar le disparó y evitó que este se diera a la fuga.

El hombre terminó en el hospital, mientras que el dueño de la motocicleta, que no quiso ser identificado, recuperó su vehículo.

Sin embargo, el incidente ha dividido las opiniones en Brasil, un país en el que los robos de carros y motocicletas son más que comunes.

La Policía dice que el oficial, que iba para su casa, primero le hizo una advertencia al hombre y luego disparó en defensa propia.

Mientras que en la zona del intento frustrado de asalto, azotada por la delincuencia, los comerciantes aplaudieron la respuesta del oficial.