Última Hora

Este año, la celebración del Día Internacional para la reducción de los Desastres Naturales, se centró en las personas con discapacidad.

El objetivo es que las decisiones y políticas de reducción de riesgo de desastres también se adapten a los 200 mil costarricenses con discapacidad.

A nivel nacional, se trabajará a través de los comités municipales y comunales de emergencias, donde se preparará a las personas con discapacidad para que sean capaces de enfrentar los desastres naturales.

La capacitación debe adaptarse a las necesidades de cada persona, como en el caso de Mario Alberto Alvarado, un joven con discapacidad física que se ha enfrentado a diversos desastres que lo han puesto en riesgo.

La iniciativa fue bien acogida por las personas con discapacidad.

En Costa Rica, este sector de la sociedad representa el 5% de la población total.