Última Hora

Internacional

La UE alerta sobre "consecuencias dramáticas" de un default de EEUU

Los ministros de Finanzas de la zona euro comenzaron este lunes a discutir cómo evitar la quiebra de bancos con, como telón de fondo, las "consecuencias dramáticas"...

AFP Agencia Hace 10/14/2013 11:12:00 AM

Los ministros de Finanzas de la zona euro comenzaron este lunes a discutir cómo evitar la quiebra de bancos con, como telón de fondo, las "consecuencias dramáticas" que tendría en la economía mundial un posible default de Estados Unidos.

"Es muy importante que Estados Unidos supere la parálisis presupuestaria", dijo el comisario europeo de Asuntos Económicos, Olli Rehn, al llegar a Luxemburgo, donde se reúnen este lunes los ministros de la Eurozona y el martes los 28 ministros de Economía de la Unión Europea.

"Si eso no sucede puede haber consecuencias dramáticas para la economía mundial y en la incipiente recuperación económica europea", advirtió Rehn.

El gobierno y el Congreso de Estados Unidos tienen cuatro días para alcanzar un acuerdo para aumentar el techo de la deuda y evitar la amenaza del primer default de la historia de la primera economía mundial.

Las desavenencias entre la Cámara de Representantes, con mayoría republicana, y el Senado, con mayoría demócrata, bloquearon ya la probación del prespuesto, obligando al cierre de numerosas dependencias federales, con paro forzoso para 800.000 funcionarios.

Cómo rescatar a los bancos
Con esta situación como telón de fondo, los ministros de la Eurozona comenzaron a discutir cómo evitar la quiebra de los bancos europeos o coordinar el cierre ordenando de una entidad en dificultad.

Para ello la UE se dotó de un Mecanismo único de supervisión (MUS), que podrá reacapitalizar directamente las entidades asfixiadas.

Un miembro del comité de ejecutivo del Banco Central Europeo (BCE), Jorg Asmussen, aseguró este lunes que el MUS hizo progresos y que ahora se podría acelerar para la constitución de un régimen regulatorio para los bancos.

"Esto son verdaderamente buenas noticias. Confiamos en que los ministros de la Unión Europea puedan ahora ponerse finalmente de acuerdo sobre una base legal para el MUS", indicó.

"Ahora podemos realmente acelerar los preparativos para una Unión Bancaria", añadió.
El Banco Central Europeo (BCE) tendría a su cargo este nuevo organismo de supervisión y su aprobación definitiva por los ministros europeos se espera el martes.

Este mecanismo de supervisión será completado por un Mecanismo Unico de Resolución (MUR), que estará a cargo de ordenar el cierre de un banco. Ambos mecanismos son eslabones indispensables de la Unión Bancaria, según fuentes europeas, aunque los europeos tienen dificultad para ponerse de acuerdo sobre el MUR.

Todos quieren alcanzar un acuerdo sobre este último mecanismo antes de que termine la legislatura actual, es decir antes de mayo de 2014 cuando se celebran elecciones europeas, pero las diferencias son numerosas.

En paralelo, este lunes se celebró el anuncio de Irlanda que se prepara para poner fin al programa de ayuda a mediados de diciembre. De la misma forma, España, que recibió una ayuda al sector bancario, también espera terminar su programa a fin de año.

"Los dos países tienen buenas posibilidades de concluir pronto con sus programas de ayuda", afirmó Rehn. "La economía de ambos países se recuperó de manera significativa", agregó.

Los programas de rescate salvaron de la bancarrota a Irlanda y apuntalaron al debilitado sector bancario español.

Luis de Guindos dijo que "el programa se ha ido cumpliendo y se ha dado una mejora gradual de la situación de la banca española" y que "lo importante es que el programa se agota".

España recibió una ayuda para su sector bancario por 41.300 millones de euros a mediados de 2012, de una línea de crédito de la zona euro de unos 100.000 millones de euros.

El primer ministro irlandés Enda Kenny afirmó el sábado que Irlanda saldría a mediados de diciembre de su programa de rescate de 85.000 millones de euros, concedido por la Unión Europea (UE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI).

De esta forma sería el primer país de la zona euro bajo asistencia financiera en abandonar la asistencia financiera de sus socios.