Última Hora

Despertar y darse cuenta de que los padres están envejeciendo no es un tema sencillo de aceptar; y no solo porque pone en evidencia la propia edad y la propia madurez, sino porque además, nos acerca a la realidad de que, no son eternos.

Desde que nacemos hasta que morimos estamos en un constante proceso de envejecimiento.

Pero después de cierta edad, nos damos cuenta y somos más conscientes de que nuestros papás ya no son tan vigorosos, se les olvidan las cosas, arrastran los pies, te comentan su larga lista de padecimientos y de su cansancio con pequeñas actividades.

La especialista Jenny Mora, psico gerontóloga nos habla sobre este tema y nos brinda algunos consejos para ayudarle a acompañar a sus papás en el proceso de envejecimiento.

Las personas pueden empezar a notar el envejecimiento de sus padres en factores como, la disminución de la actividad física y mental de la persona.

La forma en que podemos ayudar para que este envejecimiento sea más lento, depende de la participación que le demos en las actividades familiares.

Hay marcadores que influyen en gran medida como la viudez, las enfermedades, el estilo de vida, el ambiente, la alimentación, entre otras cosas.

Para comunicarse con la psicóloga Jenny Mora, puede llamar al 22-88-02-09 o el correo casasolcrr @gmail.com de Casa Sol.