Última Hora

Las investigaciones revelaron que las 20 personas que denunciaron a la organización supuestamente dedicada al tráfico de órganos son de zonas marginales de San José y de sitios alejados de la capital como Limón y Guanacaste.

Estas personas cobraron hasta 10 millones de colones y fueron operados en una clínica privada de la capital y algunos de los tratamientos post operatorios los recibieron en el Hospital Calderón Guardia.

El Fiscal contra el crimen organizado, a cargo del caso, explicó que estas personas están bajo el programa de protección de víctimas y testigos.

Esto porque habrían revelado datos fundamentales sobre quiénes los reclutaron, los médicos que realizaron los trasplantes y quienes participaron de dichas operaciones.

Telenoticias supo que varias de esas víctimas que denunciaron al grupo han sufrido complicaciones de salud tras someterse a los trasplantes.

Como parte de este grupo se investiga a quien se presume es el líder, se trata del exjefe de nefrología del Hospital Calderón Guardia, José Mora Palma.

Con él supuestamente colaboraron en las operaciones y tratamientos post operatorios los médicos detenidos este jueves, dos urólogos de apellidos Fonseca y Monge y un especialista vascular periférico de apellido Mauro Azzuria.

Las autoridades vinculan con este grupo a un médico y a dos enfermeros del Calderón Guardia, quienes podrían ser detenidos en los próximos días.

Al cierre de edición aún no terminan la audiencia de medidas cautelares contra los cuatro detenidos este jueves.