Última Hora

René Mey está convencido de que su trabajo es ayudar a los demás, y en especial a los enfermos. A miles de ellos les impone manos y, muchos aseguran haberse curado de enfermedades tan serias como un cáncer.

Se le define como hombre de paz y sin ninguna afiliación política o religiosa. René Mey ha dedicado años de su vida a la labor humanitaria en África, Europa, Asia y América, donde ha visitado hospitales, asilos, cárceles y comunidades afectadas por desastres naturales.

Para la sanación usa una técnica denominada "regeneración celular".

Incluso, desde hace varios años, tiene una fundación, establecida en México, que cuenta actualmente con ocho clínicas de atención gratuita y con más de 5000 voluntarios apoyando, sin cobro alguno, en distintos centros de atención donde dan soporte en áreas relacionadas con la prevención de la salud y enfermedades.

Este sábado 12 de octubre impartirá su conferencia en el gimnasio del colegio internacional SEK, en Cipreses de Curridabat, a partir de las 10 de la mañana. La actividad será gratuita.