Última Hora

MÉXICO, 10 octubre 2013 (AFP) - Las selecciones de fútbol de México y Panamá se enfrentarán este viernes en un crucial partido de la eliminatoria de la Concacaf que puede avivar o desahuciar sus esperanzas de clasificar al Mundial Brasil-2014.

Luego de ocho jornadas celebradas, Estados Unidos y Costa Rica aseguraron anticipadamente los dos primeros pases directos al Mundial. El tercero y último lo tiene cerca Honduras, que marcha en la tercera posición del hexagonal con 11 puntos.

Después de los hondureños, y empatados con ocho unidades, aparecen panameños y mexicanos, que se disputarán ferozmente lo que tienen más al alcance de la mano: la posibilidad de llegar a Brasil-2014 mediante una repesca intercontinental que se celebrará en noviembre ante Nueva Zelanda, representante de Oceanía.

Si la eliminatoria terminara como está ahora, ese derecho sería para la 'Marea Roja' panameña por el criterio de más goles a favor: siete contra cuatro del 'Tricolor'.

Al haber caído al quinto lugar de la tabla tras sus derrotas ante Honduras y Estados Unidos, el equipo mexicano se cimbró, cayeron dos directores técnicos, José Manuel de la Torre y el interino Luis Fernando Tena, y aparecieron diversos cálculos sobre el impacto económico que tendría el fracaso azteca si se consuma, que podría superar los 600 millones de dólares.

Hoy la responsabilidad de rescatar al Tricolor recae en el experimentado Víctor Manuel Vucetich, quien buscará resolver el problema en el partido del viernes y el del martes contra Costa Rica con unos pocos días de entrenamiento con su equipo.

"En estos momentos, para mí, es el partido más importante de mi vida. Definitivamente por todo lo que está de por medio, sabemos lo que significa y del compromiso con el cual lo asumimos", señaló este jueves en rueda de prensa Vucetich, que aseguró que su equipo saldrá a ganar y está confiado en lograr un puesto en Brasil-2014.

Para preparar estos compromisos, el entrenador mexicano llamó a unos cuantos "legionarios" europeos y a lo mejor que tiene en la liga local, incluidos dos argentinos naturalizados de vocación ofensiva: Christian Giménez (Cruz Azul) y Lucas Lobos (Tigres).

La presencia de esta pareja de pamperos en las convocatorias del 'Tri' ha causado gracia en Julio César Dely Valdés, técnico de Panamá, quien ha vertido declaraciones irónicas como: "No sé si en el (Estadio) Azteca va a sonar el himno de México o el de Argentina"; o críticas como "Para que México llame argentinos es que algo está andando mal en su fútbol".

Dely Valdés también ha expresado sospechas de que México pudiera verse favorecido por situaciones anómalas en el partido.

"Estoy preocupado porque en este tipo de juegos se manejan situaciones que pueden influir en el resultado. Lo sé porque he sido futbolista", resaltó el DT, exdelantero del Paris Saint Germain francés, así como del Oviedo y Málaga españoles.

Fuera de sus declaraciones provocativas, Dely Valdés también confía en mantener vivas las ilusiones de llevar a su país a su primer Mundial sin temer que su rival directo sea México, tradicional dominador de la Concacaf.

"Tendremos un equipo dispuesto a luchar y a sacar algo del estadio Azteca. Dependemos de nosotros mismos, esta gran oportunidad no la vamos a dejar escapar", aseguró Dely Valdés.

Para cuando se enfrenten México y Panamá ya se habrá consumado el partido de Honduras ante Costa Rica. Si los hondureños pierden, aztecas y canaleros buscarán posicionarse en el tercer lugar y pensar en ir al Mundial sin hacer escala en Nueva Zelanda.

Para México, el costo de perderse su primer mundial en los últimos 24 años puede tener un precio muy alto.

Rogelio Roa, director general de la compañía mexicana de marketing deportivo Dreamatch Solutions, estima que las cadenas de televisión, patrocinadores y otras empresas pueden perder al menos 600 millones de dólares por la ausencia del Tricolor en Brasil.

"Creo que México va a clasificar, pero, si no lo hace, será una tragedia económica", auguró Roa a la AFP.

"Pero también hay otra pérdida potencial que no es fácil de contabilizar", advierte. "Está el aspecto social (...) y si México no va al Mundial eso golpearía muchísimo a la gente".

El partido se jugará a partir de las 20H30 locales (01H30 GMT del sábado) en el estadio Azteca de la Ciudad de México, con capacidad para 105.000 espectadores.

La terna arbitral es de origen salvadoreño. Joel Aguilar será el juez central y estará auxiliado en los laterales por Juan Zumba y Marlon Mejía.

Posibles alineaciones:

México: Guillermo Ochoa - Miguel Layún, Jonny Magallón, Rafael Márquez, Carlos Salcido, Gerardo Torrado (o Jesús Zavala), Christian Giménez, Lucas Lobos (o Carlos Peña), Giovani dos Santos, Javier Hernández, Oribe Peralta. DT: Víctor Manuel Vucetich.

Panamá: Jaime Penedo - Roberto Chen, Carlos Rodríguez, Felipe Baloy, Román Torres, Gabriel Gómez, Alberto Quintero, Amílcar Henríquez, Marcos Sánchez, Blas Pérez, Gabriel Torres. DT: Julio César Dely Valdés.